Comunidades Solidarias Rurales

¿Qué es Comunidades Solidarias Urbanas Rurales?

Comunidades Solidarias Rurales es una de las intervenciones del programa Comunidades Solidarias que se propone contribuir a mejorar de forma integral las condiciones de vida y el ejercicio ciudadano de familias y comunidades que habitan en los 100 municipios calificados con pobreza extrema severa y alta conforme al Mapa de pobreza. Este instrumento ―elaborado en 2005 por la Facultad La¬tinoamericana de Ciencias Sociales-Programa El Salvador, en coordinación con el Fondo de Inversión Social para el Desarrollo Local― fue la base para la priorización geográ¬fica en la intervención del programa Red Solidaria, que a partir de junio de 2009 fue reconceptualizado y se deno¬minó Comunidades Solidarias Rurales.

¿A quiénes va dirigido?

Comunidades Solidarias se creó el  9 de octubre de 2009 con el objeto de brindar atención integral a las familias y personas en si¬tuación de extrema pobreza y exclusión social. Esta estra¬tegia del Sistema de Protección Social Universal contempla intervenciones de carácter no contributivo que permiten ampliar las capacidades básicas y promover la igualdad de oportunidades de las personas, las comunidades y los hogares en condición de extrema pobreza y exclusión social en las comunidades rurales y en los asentamientos urba¬nos de mayor precariedad.
CSR es una intervención progresiva que, con la implementación del Plan Global Anti Crisis, en el segundo semestre de 2009, se logró ampliar a los 100 municipios en pobreza extrema severa y alta identificados en el mapa de pobreza extrema de 2005, pero que contempla medidas universales que benefician a toda la población.
Las intervenciones programadas comprenden dichos municipios, que a su vez, se subdividen en dos grupos: los más pobres, que son 32 municipios catalogados como de pobreza extrema severa y 68 como de pobreza extrema alta, y fue diseñado para incentivar especialmente a las madres embarazadas, niños y niñas menores de 5 años a que accedan a  los servicios de salud y menores de 18 años que no han terminado sexto grado.

¿Quiénes operan el programa?

Desde la Secretaría Técnica de la Presidencia el Gobierno coordina su ejecución, y según especifica el decreto de creación, es el Fondo de Inversión Social para el Desarrollo Local de El Salvador, el organismo ejecutor. En consecuencia, es respon¬sable de su operación y de las administraciones técnica y financiera, en coordinación con las diversas instituciones involucradas.

¿Cómo se seleccionan las localidades participantes?

La metodología de focalización implicó el desarro¬llo de censos poblacionales que permiten  contar con información socioeconómica de las familias potenciales participantes. A partir de la información recabada se es¬tablecieron parámetros o líneas de corte (proxy mean test) que permiten identificar los hogares con mayores ni¬veles de pobreza y carencias dentro del área rural de los municipios seleccionados. Adicionalmente se aplicaron criterios de elegibilidad particulares para la se¬lección del hogar. Con la instalación del Registro Único de Participan¬tes se actualizarán los datos de la población participante según la programación de ejecución que este establezca.
La continuidad obedece a que, a pesar de intervencio¬nes anteriores realizadas por diversos programas e institu¬ciones, las brechas económicas sociales y culturales entre lo urbano y rural han persistido. Comunidades Solidarias Rurales es uno de los programas que realiza acciones selec¬tivas que responden a la realidad rural de las comunida¬des, las familias y las personas que residen en estas áreas de desventaja social y de pocas oportunidades económicas.

¿Cómo se organiza el programa?

El programa está compuesto por cuatro ejes:

  1. Capital humano
  2. Servicios básicos
  3. Generación de ingresos
  4. Gestión territorial

¿Qué acciones comprende Comunidades Solidarias Rurales?

Comunidades Solidarias Rurales comprende acciones para el fortalecimiento del capital humano que incentivan la matrícula, asistencia y permanencia educativas, amplían la oferta de servicios de educación, salud –de cero a 5 años-  e infraestructura social básica, e incorporan el componente de atención integral dirigida a las personas adultas mayores. Asimismo, contribuye a la protección de los ingresos de las familias, al considerar acciones de mejora de la empleabilidad y capacitación productiva. Incluye también acciones para el fortalecimiento de la institucionalidad municipal para promover la participación ciudadana.