Comunidades Solidarias Urbanas

¿Qué es Comunidades Solidarias Urbanas?

Comunidades Solidarias se creó el  9 de octubre de 2009, mediante decreto ejecutivo, con el objeto de brindar atención integral a las familias y a las personas en si¬tuación de extrema pobreza y exclusión social. Esta estra¬tegia del Sistema de Protección Social Universal contempla intervenciones de carácter no contributivo que permiten ampliar las capacidades básicas y promover la igualdad de oportunidades de las personas, las comunidades y los hogares en condición de extrema pobreza y exclusión social, ubicadas en las comunidades rurales y en los asentamientos urba¬nos de mayor precariedad. Tiene dos componentes: el urbano y el rural.
Comunidades Solidarias Urbanas (CSU) tiene como objetivo contribuir a la mejora de las condiciones de vida (atención a la pobreza, prevención de la violencia, gestión de riesgos y capacitaciones)  y el ejercicio ciudadano de las familias y personas en situación de pobreza y exclusión social. Está dirigido a aquellas que habitan en zonas urbanas y, en particular, en los 412 Asentamientos Urbanos de Precariedad extrema y alta, de los 25 municipios con mayor concentración de pobreza urbana.

¿Quiénes operan el programa?

Comunidades Solidarias Urbanas es coordinado por la Secretaría Técnica de la Presidencia pero consta de tres niveles de coordinación interinstitucional y local. El primero, de coordinación estratégica, está a cargo del comité intersectorial del Sistema de Protección Social Universal y del comité interestatal. El segundo está conformado por el comité técnico del Sistema de Protección Social Universal y mesas técnicas. El tercer nivel, por mesas locales de coordinación. Estas instancias funcionan de la siguiente manera:

 

¿Cómo se seleccionan las localidades participantes?

El programa utiliza el Mapa de pobreza urbana y exclusión social 2010 (MINEC, FLACSO, PNUD) como herramienta indicativa de focalización. En este se clasifican los asentamientos urbanos precarios (AUP) y se identifican por municipio. Su definición se ha basado en dos criterios: a) marginalidad residencial (lo físico) y b) exclusión social, que contiene factores como desempleo, falta de acceso a la educación, entre otros. Con estos datos se hizo un cruce y se creó el índice de pobreza, y los asentamientos fueron categorizados como de pobreza extrema, alta, moderada y baja; las dos primeras se definieron como el objeto de intervención del programa CSU.

¿Cómo se organiza el programa?

El programa está articulado por ejes. El primero es el capital humano, que intenta solventar las deficiencias básicas como educación, salud, seguridad. El eje dos son las condiciones de vida: agua potable y saneamiento básico, red vial, energía eléctrica, alumbrado público, drenaje pluvial y entorno adecuado para vivir. El eje tres es el de generación de ingresos, que es estadio ideal de autosostenimiento de los participantes. Y el cuarto es el de gestión territorial, que tiene como objetivo fortalecer el tejido social de las comunidades y también de las instituciones, sobre todo las municipalidades, para las que enfrentar la pobreza urbana es algo novedoso. Hay una combinación de estrategias dirigidas a reforzar los medios de vida, con el objetivo de proteger los ingresos y contribuir a la seguridad alimentaria de las familias beneficiarias. En esta instancia participan representantes de instituciones gubernamentales, gobiernos locales y personas con liderazgo comunitario en los municipios.

¿Qué acciones comprende Comunidades Solidarias Urbanas?

Comunidades Solidarias Urbanas ofrece bonos de educación para incentivar la asistencia y permanencia educativas, amplía la oferta de servicios de salud, invierte en infraestructura social y atiende integralmente a personas adultas mayores, a quienes les da, entre otras cosas, una pensión básica. Además, mejora las capacidades de las personas para obtener empleo y las de los gobiernos municipales para gestionar el programa mismo.