Comunidades Solidarias

¿Qué es Comunidades Solidarias?

Comunidades Solidarias es un programa gubernamental que atiende demandas sociales básicas de las familias y personas que enfrentan mayores niveles de pobreza y exclusión social en las áreas urbanas y en las rurales del país. Contempla intervenciones de carácter no contributivo que amplíen las capacidades básicas y promuevan la igualdad de oportunidades de las personas.
Al ser una estrategia del Sistema de Protección Social Universal, busca contribuir a que toda la población salvadoreña pueda ejercer sus derechos y cuente con un piso social básico, es decir, con oportuno acceso a servicios de salud y de educación, al mercado laboral y a la participación social, entre otros.

¿Quiénes operan el programa?

Comunidades Solidarias es coordinado por la Secretaría Técnica de la Presidencia y cuenta con la participación activa de los gobiernos municipales y de distintos ministerios e instituciones del gobierno. Además, involucra directamente a representantes de las comunidades participantes en el programa.

¿A quiénes va dirigido?

Comunidades Solidarias atiende a familias y personas que habitan, por una parte, en los asentamientos urbanos con mayores niveles de precariedad en las ciudades y, por otra, en los municipios rurales que enfrentan mayor pobreza y exclusión social. De esta manera, contempla dos ámbitos distintos de intervención: el urbano y el rural.
En esos ámbitos, procura con especial énfasis la participación de grupos poblacionales que históricamente han estado expuestos a menos oportunidades en la sociedad: las niñas, adolescentes y mujeres adultas, la primera infancia, la juventud, las personas adultas mayores, las personas con discapacidad y la población indígena.

¿Cómo se seleccionan las localidades participantes?

Las localidades participantes se seleccionan con ayuda de dos herramientas claves, creadas para identificar los territorios mayormente afectados por la exclusión social y la pobreza en el país. Esas herramientas son:
a)    el Mapa de pobreza, que clasifica todos los municipios del país e identifica los 100 municipios rurales que experimentan mayores niveles de pobreza; fue elaborado en 2005 por la Facultad Latinoamericana de Ciencias Sociales y el Fondo de Inversión Social para el Desarrollo Local;
b)    el Mapa de pobreza urbana y exclusión social, que clasifica todos los asentamientos urbanos precarios de las distintas ciudades del país y permite identificar los que enfrentan mayores niveles de exclusión social; fue producido en 2010 por la Facultad Latinoamericana de Ciencias Sociales, el Ministerio de Economía y el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo.
Durante el periodo gubernamental que finaliza en 2014, Comunidades Solidarias intervendrá en asentamientos urbanos de precariedad extrema y alta de 25 municipios urbanos, y en 100 municipios rurales de pobreza extrema severa y alta.

¿Cómo se organiza el programa?

Comunidades Solidarias es un programa complejo que tiene dos intervenciones geográficamente diferenciadas: Comunidades Solidarias Urbanas y Comunidades Solidarias Rurales. Ambas se organizan en cuatro ejes estratégicos comunes, cada uno de los cuales posee distintos componentes y acciones específicas según se trate del ámbito urbano o del rural.
Los ejes estratégicos comunes son: 1) capital humano, 2) infraestructura social básica, 3) generación de ingreso y 4) gestión territorial.

¿Qué acciones comprende Comunidades Solidarias?

Comunidades Solidarias, tanto en su intervención urbana como en la rural, ofrece bonos de educación para incentivar la asistencia y permanencia educativas, amplía la oferta de servicios de salud, invierte en infraestructura social y atiende integralmente a las personas adultas mayores, dándoles entre otras cosas una pensión básica. Además, mejora las capacidades de las personas para obtener empleo y las de los gobiernos municipales para gestionar el programa mismo.
En su variante de Comunidades Solidarias Urbanas, mejora la atención a niñas y niños entre cero y seis años, incluye acciones para la prevención social de la violencia, el fomento del empleo intensivo en obra pública y la mitigación de riesgos urbanos, entre otras. En Comunidades Solidarias Rurales, ofrece bonos de salud, adicionales a los de educación, y fomenta capacidades productivas de las familias y las comunidades, entre otras.