Presidencia de la República de El Salvador

Banner
Banner
Ruta: Temas Sistema de Protección Social Universal Programa Nuestros Mayores Derechos



Programa Nuestros Mayores Derechos

  • PDF

¿Qué es el Programa Nuestros Mayores Derechos?

El programa Nuestros Mayores Derechos forma parte esencial del Sistema de Protección Social Universal (SPSU). Es un programa presidencial cuyo objetivo fundamental de proteger a la persona adulta mayor y garantizar el goce de sus derechos.

¿A quiénes va dirigido?

Está dirigido a un grupo poblacional históricamente abandonado y vulnerable: las personas adultas mayores; y uno de sus fines principales es fomentar una nueva cultura en donde se les reconozca como personas sujetas de derechos, con capacidad de tomar decisiones y de aportar a la familia. Sus potenciales participantes son personas adultas mayores de 60 años de edad o más que residen en los 100 municipios de pobreza extrema severa y alta en Comunidades Solidarias Rurales y en los 412 asentamientos urbanos precarios de los 25 municipios priorizados en  Comunidades Solidarias Urbanas. Sin embargo, en el caso de la Pensión Básica Universal, solo la recibirán mujeres y hombres de 70 años y más que cumplan los criterios de priorización establecidos en la guía operativa de este componente.

¿Quiénes operan el programa?

La coordinación operativa le corresponde a la Secretaría de Inclusión Social y la coordinación estratégica, a la Secretaría Técnica de la Presidencia. Pero por su alcance e impacto, la ejecución se lleva a cabo mediante una mesa técnica interinstitucional de coordinación en la que se encuentran representados el Ministerio de Salud, el Ministerio de Educación, la Secretaría de Cultura, la Procuraduría General de la República y el Fondo de Inversión Social para el Desarrollo Local (FISDL); este último es el ejecutor principal y el administrador técnico financiero.
También se cuenta con el apoyo del Instituto Salvadoreño de Desarrollo de la Mujer, el Ministerio de Trabajo y Previsión Social, el Ministerio de Agricultura y Ganadería, el Ministerio de Turismo, el Instituto Nacional de los Deportes de El Salvador, Instituto Salvadoreño de Rehabilitación Integral y las municipales, que se constituyen como socios estratégicos indispensables para la ejecución territorial de todas las acciones.

¿Cómo se seleccionan las localidades participantes?

La selección de los municipios tomó como referencia los 50 municipios con mayor concentración de población urbana definidos por el Mapa de pobreza urbana y exclusión social (elaborado en 2010 por la Facultad Latinoamericana de Ciencias Sociales, el Ministerio de Economía y el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo) y consideró: cabeceras departamentales, áreas metropolitanas de San Salvador y Sonsonate, y municipios con áreas urbanas mayores de 15 000 habitantes.
Posteriormente estos municipios se ordenaron con base en dos criterios: a) mayor número de asentamientos urbanos de precariedad extrema y alta; b) tasa de homicidios municipal para 2009 elaborada por el Ministerio de Justicia y Seguridad Pública. A partir de este orden, y considerando los recursos y capacidad de ejecución institucionales, se priorizaron los primeros 25 municipios como meta para la presente gestión de gobierno.

¿Cómo se organiza el programa?

Para materializar el principal objetivo de este programa se incluyeron ocho diferentes áreas de atención.

  1. Promoción de la salud y la nutrición
  2. Aprendiendo juntos y juntas
  3. Ejerciendo derechos y ciudadanía
  4. Pensión Básica Universal
  5. Recreando tradiciones y cultura
  6. Mejorando y habilitando espacios
  7. Promoción de la autonomía económica
  8. Monitoreo y evaluación

¿Qué acciones comprende Comunidades Solidarias Urbanas?

Hasta diciembre de 2011 cerca de 14 900 personas recibieron la Pensión Básica Universal en las Comunidades Solidarias Rurales. La información que se recopila en el censo y su actualización es: lugar y condiciones en las que habitan las personas adultas mayores, situación de arraigo (si no han emigrado o cambiado de domicilio), edad (que tenga 70 años o más) y, sobretodo, que no reciban pensión propia o heredada de otras instituciones que sobrepase los 50 dólares. A quienes perciben una pensión heredada que no alcance los 50 dólares mensuales se les otorga un monto para completar dicha cantidad. En cada municipio intervenido también hay un comité que da seguimiento al tema de priorización y avala la incorporación o no de la persona adulta mayor que solicita ser incorporada al programa.